UCCL considera insuficientes las medidas aprobadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para paliar los daños de la sequía


Esta Organización considera muy desacertado el excesivo protagonismo que la Administración Estatal otorga a las entidades financieras, pues acaban siendo ellas las que tienen la última palabra en la concesión de los préstamos o la ampliación del periodo de amortización de los mismos. 

Tras publicar el Boletín Oficial de Estado el pasado 26 de mayo la Orden Ministerial AAA / 1096/ 2012 que regula y convoca estas ayudas, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) solo puede calificar de totalmente insuficientes las medidas establecidas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para compensar las pérdidas que están soportando los agricultores y ganaderos como consecuencia de la sequía vivida en los últimos meses.

Esta Organización considera muy desacertado el excesivo protagonismo que la Administración Estatal otorga a las entidades financieras, pues acaban siendo ellas las que tienen la última palabra en la concesión de los préstamos o la ampliación del periodo de amortización de los mismos. Además, las líneas de ayudas que el MAGRAMA ha establecido sólo contribuye, en el caso de que la entidad financiera de finalmente de el visto bueno, a aumentar el grado de endeudamiento del sector agrario.

Las tres medidas que establece el Ministerio para compensar esta situación son:

Subvenciones para financiar la carencia especial, dos años, para los titulares de los préstamos suscritos mediante planes de mejora de la explotación y / mediante la incorporación de jóvenes al sector que lo acuerden con las entidades financieras.
Subvención en forma de bonificación del coste de los avales a nuevos préstamos, necesarios para la obtención de préstamos de entidades financieras a los ganaderos de explotaciones ganaderas extensivas.
Subvención para la ampliación del periodo de amortización de los préstamos suscritos según la orden Ministerial de 2010. Se pretende facilitar que los titulares de explotaciones ganaderas extensivas acuerden con las entidades financieras prolongar en un año, que será de carencia, el periodo de amortización de los préstamos suscritos. La subvención tendrá por objeto sufragar el incremento del coste de los avales concedidos por SAECA derivados de tal operación.

El presupuesto asignado no llega a los 9 millones de euros y las solicitudes de ayuda pueden presentarse en un plazo de tres meses contando a partir de la entrada en vigor de la citada orden, es decir hasta el 27 de agosto.

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) propone que la Consejería de Agricultura y Ganadería realice un esfuerzo para complementar tales ayudas o poner en marchas otras líneas distintas a las anteriores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sellan con silicona las cerraduras del cementerio de Requejo

Los pendones ondean su historia en La 2 TVE.